3 de mayo de 2009

Poesía María Stma Gracia y Esperanza (Rguez Buzon)




María Stma. de Gracia y Esperanza - Sevilla
María Stma. de Gracia y Esperanza - Sevilla

A compás la cera llora
porque viene de regreso,
quedando en el aire preso
todo grito que le implora.

La luz el rostro le dora
dibujándolo en sonrisas
y al dejar Caballerizas
los blancos muros rozando,
una voz le va cantando
al son de los guardabrisas.

Y después:cuando sigue caminado
bajo estrellas cristalinas,
a compás las bambalinas
sin querer van redoblando.
También la va acompañando,
la luna clara, el lucero,
la oración del nazareno,
una saeta gitana,
y un repique de campana
sin que toque el campanero

Antonio Rguez. Buzón (Pregón de Ssanta)





Leer más...

Juan de Valdes y Leal - Vida y Obra




Miguel de Mañara Leyendo Reglas de la Santa Caridad - Valdés Leal
Miguel de Mañara Leyendo Reglas de la Santa Caridad - Valdés Leal


Juan de Valdés Leal (Sevilla, 4 de mayo de 1622 - ibídem, 15 de octubre de 1690), pintor y grabador barroco español. Sus obras más conocidad, llamadas «de jeroglífico» versan sobre las postrimerías humanas, son las alegorías "Finis gloriae mundi" (El fin de las glorias mundanas) e "In ictu oculi" (En un abrir y cerrar de ojos).

Ambas fueron pintadas en 1672  a solicitud del Venerable MIGUEL DE MAÑARA, Hermano Mayor de la Santa Caridad, para la IGLESIA DE LA SANTA CARIDAD de Sevilla, anexa al hospital del mismo nombre, donde se conservan. Miguel de Mañara estableció que las obras versasen sobre la salvación de las almas a través de la caridad, dando instrucciones precisas al autor al respecto. Las obras, de marcado sentido macabro aluden al tema de la vanidad humana y hace hincapié en lo breve de la vida humana y el triunfo de la muerte, trasladando al lienzo la imposibilidad de poder llevar los bienes materiales o temporales a la otra vida.

Son obras sobre la fugacidad de la vida terrenal y a la inevitabilidad de la muerte. El realismo es truculento, tétrico. Hacen referencia al dilema de conseguir la salvación o la condenación eterna y sólo aquellos que hayan practicado obras de caridad conseguirán la salvación eterna
 

Desposorios de la Virgen y San José - Valdés Leal
Desposorios de la Virgen y San José - Valdés Leal

Desde el principio de su obra de Valdés y Leal se decanta por un puro barroco, con fuertes connotaciones tenebristas, le gusta lo dramático y macabro, estando más preocupado por el impacto y la expresión que por la propia belleza de la obra

Hijo del portugués Fernando de Nisa y de la sevillana Antonia de Valdés Leal, se formó en Córdoba como discípulo de Antonio del Castillo y allí se casó, en 1647, con Isabel Martín de Morales. Dispuso de un taller en su casa, donde realizó sus primeras obras.

En 1649 Córdoba sufrió una epidemia de peste y Valdés Leal y su familia se trasladaron a Sevilla. Ya en la capital hispalense realizó obras para el convento de Santa Clara de Carmona, destacando " La retirada de los Sarracenos ".

Tuvo una breve estancia en madrid, y de vuelta a Sevilla se "enfrento" pictoricamente hablando al genio de Murillo, pintor consagrado en aquellos días. Realizó una serie de obras para el Monasterio de San Jerónimo, destacando "Las tentaciones de San Jerónimo" y "La flagelación de San Jerónimo" 


In Ictu Oculi - Valdés Leal
In Ictu Oculi - Valdés Leal
En "In ictu oculi" (en un abrir y cerrar de ojos) la muerte propiamente dicha portadora de su guadaña nos mira recordándonos que de un solo golpe se apaga la vela que representa a la vida , pasando por encima de todos los símbolos de los poderes de la Iglesia , los poderes terrenales, la sabiduría , las artes etc. El fondo en penumbra, en contraste con la luminosidad de los objetos en primer plano dota al cuadro de un impresionante dramatismo.







Fini Gloriae mundi - Valdés Leal
Fini Gloriae mundi - Valdés Leal

Mientras, en "Finis gloriae mundi" (El fin de las glorias mundanas) en la parte superior del cuadro vemos una mano estigmatizada , la mano de Jesus , que aguanta una balanza, alusión simbólica al juicio final. En el platillo de la izquierda están representados los siete pecados capitales mediante animales simbólicos, en el de la derecha los libros de oración y las penitencias cilicio y cadena. . La Muerte hace de la existencia terrenal algo efimero y sin sentido, pero al mismo tiempo libera el alma para que sea juzgada según su existencia terrenal .Ante el terror a la muerte el consuelo la esperanza de la Salvación.



Tras la muerte de Murillo, acaecida en 1682, Valdés Leal se convierte en el pintor referente de la escuela sevillana y le son encargados trabajos que hoy podemos admirar en  el Hospital de la Santa Caridad, el Monasterio de San Clemente o el Hospital de los Venerables.


MEJORES OBRAS DE VALDES LEAL ( imágenes de la web Artehistoria.jcyl.es )


Get Adobe Flash player
Photo Gallery by QuickGallery.com


Leer más...

Diego de Silva y Velázquez - Vida y obra


La fragua de Vulcano - Velázquez
La fragua de Vulcano - Velázquez


Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, bautizado en Sevilla el 5 de junio de 1599 - sobre su fecha de nacimiento solo se tienen hipótesis, posiblemente el día 5 de junio, por lo que se considera su nacimiento igual fecha que su bautismo -y fallecido en Madrid el 6 de Agosto de 1660, due un pintor del barroco español, considerado generalmente como uno de los genios de la pintura mundial.

Vieja Friendo Huevos - Velazquez
Vieja Friendo Huevos - Velázquez
Sus padres eran Juan Rodríguez de Silva, nacido en Sevilla, aunque de origen portugués y su madre Jerónima Velázquez,y él era el mayor de 8 hermanos. Sigueindo una práctica habitual en aquel entonces usó casi siempre el apellido materno en la firma de sus obras.

Su padre era notario eclesiastico, o cual no lo colocaba en una buena posición, siendo su empleo uno de los más bajos.

La Sevilla de la época era una de las más ricas del momento, monopolio de los viajes a América y donde una importante colonia de comeciantes, principalente flamencos e italianos, se había instalado.

Comenzó sus estudios pictoricos en el taller de Francisco Herrera el Viejo, pero no duró mucho allí y con 11 años su padre firmó en su nombre contrato de aprendizaje en el taller de Francisco Pacheco, que a la postre sería su suegro. En 1617 terminó su formación con Pacheco, alcanzando el grado de maestro y permitiendole el ejercicio de la pintura ( en aquella época los gremios controlaban a los artistas y era preciso demostrar ciertas habilidades y periodo de formación para poder ejercer el empleo ).

La Meninas - Velázquez
La Meninas - Velázquez
A los 19 años se casó con la hija de su maestro, teniendo dos hijas, Francisca e Ignacia.
En sus primeras obras ya como maestro, "El Almuerzo" (Museo del Hemitage) o "Vieja friendo huevos" (National Gallegy Edimburgo) demostró su valía y el cambio de modelo, técnicas y métodos que en esa época eran habituales.

de 1617 a 1623 desarrolla la etapa sevillana, caracterizada por el estilo tenebrista influenciado por Caravaggio, destacando como obras "El aguador de Sevilla" (Wellintog Museo - Londres) o "La adoración de los Reyes" ( Museo del Prado -  Madrid ). Durante estos primeros años obtiene bastante éxito con su pintura, lo que le permite adquirir dos casas destinadas a alquiler.

En 1623 se traslada a Madrid donde obtiene el título de Pintor del Rey  Felipe IV, gran amante de la pintura. A partir de ese momento, empieza su ascenso en la Corte española, realizando interesantes retratos del rey y su famoso cuadro "El Triunfo de Baco" (Museo del Prado - Madrid).

Los Borrachos - Velázquez
Los Borrachos - Velázquez
En 1629 viaja a Italia, donde realizará su segundo aprendizaje al estudiar las obras de  Tiziano, Tintoretto, Miguel Angel, Rafael, Leonardo.... En Italia pinta "La fragua de Vulcano"  (Museo del Prado - Madrid) y "La Túnica de José " (Museo del Prado - Madrid ), regresando a Madrid dos años después.

La década de 1630 es de gran importancia para el pintor, que recibe interesantes encargos para el Palacio del Buen Retiro como "La rendición de Breda" (Museo del Prado - Madrid ) o los retratos ecuestres.

Su pintura se hace más colorista destacando sus excelentes retratos, el de "Martínez Montañés" (Museo del Prado - Madrid) o "La Dama del Abanico" (Colección Wallace - Londres), obras mitológicas como "La Venus del Espejo" (National Gallery - Londres)  o escenas religiosas como el "Cristo Crucificado" (Museo del Prado - Madrid).

La Venus del espejo - Velázquez
La Venus del espejo - Velázquez
Asimismo Velazquez realiza una importante labor labor como cortesano, obteniendo varios cargos: Ayudante de Cámara y Aposentador Mayor de Palacio. Esta carrera cortesana le resta tiempo para la pintura con el inconveniente de que pinta menos cuadros de los que hubiese gustado.

En 1649 hace su segundo viaje a Italia, donde demuestra sus excelentes cualidades pictóricas, triunfando ante el papa Inocencio X al que hace un excelente retrato, y toda la Corte romana.

Regresa en 1651 a Madrid con obras de arte compradas para Felipe IV. Estos últimos años de la vida del pintor estarán marcados por su obsesión de conseguir el hábito de la Orden de Santiago, que suponía el ennoblecimiento de su familia, por lo que pinta muy poco, destacando "Las Hilanderas" (Museo del Prado - Madrid)  y "Las Meninas"  (Museo del Prado - Madrid ).

De Velázquez se puede decir que fue el pintor barroco español más importante del grupo porque trató con igual excelencia todos los géneros: religiosos, mitológicos, retratos, históricos, paisajes, bodegones, etc. Además de ser, indiscutiblemente, uno de los mejores artistas de todos los tiempos.

La adoración de los Reyes Magos - Velázquez
La adoración de los Reyes Magos - Velázquez
Etapa sevillana (1610-1623) su profesor fue Pacheco, aprendio a dibujar y organizar las composiciones, sus primeras obras son tenebristas, influenciado por Caravaggio ( Realismo, contrastes y exposición diagonal ), sus obras son religiosas o constumbristas.

Etapa Madrileña (162-1660) depura el estilo y en principio copia de las galerias de la corte madrileña, conoce a Rubbens que le aconseja ir a Italia y allí, entre 1629-1630 aprende de las obras de los maestros italianos.
A la vuelta se especializa en retratos de corte y de mitología clásica.


Galeria de Cuadros de Velazquez LOS MEJORES CUADROS DE VELAZQUEZ


Las Hilanderas - Velázquez
Las Hilanderas - Velázquez


Autoretrato - Velázquez
Autoretrato - Velázquez

La Rendición de Breda - Velázquez
La Rendición de Breda - Velázquez

Principe Baltasar Carlos a caballo - Velázquez
Principe Baltasar Carlos a caballo - Velázquez



El Conde Duque de Olivares - Velázquez
El Conde Duque de Olivares - Velázquez

 
Papa Inocencio X - Velázquez
Papa Inocencio X - Velázquez


Leer más...

Juan Martinez Montañés, su vida y su obra


Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla

Juan Martínez Montañés (Alcalá la Real, Jaén, 1568 - Sevilla, 18 de junio de 1649) fue un escultor español que trabajó entre la escultura del Renacimiento y la del barroco. Se formó en Granada con Pablo de Rojas y completó su educación en Sevilla, donde se estableció para el resto de su vida, convirtiéndose en el máximo exponente de la escuela sevillana de imaginería.


Prácticamente toda su obra fue de tema religioso, menos dos estatuas orantes y el retrato de Felipe IV. Recibió y realizó encargos para diversas ciudades del continente americano. En su tiempo fue conocido como el «Lisipo andaluz» y también como el «Dios de la madera» por la gran facilidad y maestría que tenía al trabajar con dicho material. Su arte se inspiró en el natural y su producción tiene unas características más clasicistas y manieristas que propiamente barrocas, aunque al final de su carrera apuntó al realismo barroquizante.



Stmo Cristo de la Clemencia - Sevilla
Stmo Cristo de la Clemencia - Sevilla
Fue creador de un lenguaje sereno y clásico que transmitió a toda la escuela andaluza y que contrasta con el apasionamiento y mayor dramatismo de la escuela de Valladolid. Las esculturas de carácter religioso realizadas podían tener como fin, bien la participación en cortejos procesionales, o bien su finalidad podía ser la decoración interior de una iglesia, tanto en forma individual como formando parte de un retablo.

En su producción artística se distinguen varias etapas: el periodo formativo(1588.1605); la etapa magistral (1605-1620); el decenio crítico (1620-1630), con la pérdida de sus discípulos Juan de Oviedo y Juan de Mesa tras una grave enfermedad que le retuvo cinco meses en el lecho y de diversos pleitos; y el periodo plenamente barroco de la apoteosis final (1630-1643).


La obra de este ilustre imaginero se conserva fundamentalmente en Sevilla y otros lugares de Andalucía, España y América hispana. Para no extender esta visión del imaginero con una relación de sus imágenes, retablos y esculturas, se citan continuación algunas de las que están documentadas e identificadas.


Inmaculada - La Cieguita - Sevilla
Inmaculada - La Cieguita - Sevilla
Así, en la Catedral sevillana, el Crucificado de la Clemencia (1603) y la Inmaculada conocida como “La Cieguecita” (1629-30); en la parroquia del Sagrario, el Niño Jesús; en la iglesia de la Anunciación, San Ignacio, San Juan Bautista y San Francisco de Borja; en el Museo de Bellas Artes, Santo Domingo y San Bruno (1634).


En el convento de Santa Clara, el retablo mayor, la Inmaculada, Santos Juanes y San Francisco de Asís; en las Carmelitas Descalzas, Santa Ana y la Virgen; en Santa Paula, San Juan Evangelista; en Santa Isabel, el retablo del Juicio Final…


Hay igualmente obras documentadas e identificadas en Lima, Oruro, Llerena, El Pedroso, Benacazón, Medina Sidonia, Cilleros y especialmente destacadas, en Santiponce y Jerez de la Frontera. Habría que añadir decenas de imágenes que le han sido atribuidas, algunas con total fundamento crítico como el Jesús de Pasión (1619) de la iglesia del Salvador y actualmente en La Misericordia, que procesiona en Semana Santa o el Cristo de los Desamparados de la iglesia del Santo Ángel.


Ntro. Padre Jesús de la Pasión - Sevilla
Ntro. Padre Jesús de la Pasión - Sevilla
Martínez Montañés está considerado como un artista original, creador de temas iconográficos y fórmulas artísticas. Como gran maestro del Siglo de Oro que fue, influyó profundamente en la imaginería religiosa, gozando en vida de un gran renombre al conocerse en los ambientes artísticos y populares como el "Lisipo andaluz" o el "Dios de la Madera".


OBRAS

San Cristóbal 1597 Iglesia del Salvador de Sevilla

San Jerónimo 1598 Convento de Santa Clara en Llerena, Badajoz.

Cristo de la Clemencia o Cristo de los cálices 1603-1604 Catedral de Sevilla

Cristo crucificado del Auxilio 1603 Iglesia de la Merced Lima

Santo Domingo Penitente 1605 Museo de Bellas Artes de Sevilla

Niño Jesús 1606-1607 Iglesia del Sagrario (Sevilla)

Retablo e imágenes de Inmaculada,San Bartolomé y Santiago 1606 El Pedroso Sevilla

Retablo de San Juan Bautista 1607 Iglesia de la Concepción de Lima

Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla
Retablo de San Juan Bautista 1610 Convento de Santa María del Socorro de Sevilla

Retablo Mayor 1609-1613 Iglesia de San Isidoro del Campo en Santiponce (Sevilla)

San Ignacio de Loyola 1610 Iglesia de la Anunciación de Sevilla Ntro.

Padre Jesús de la Pasión 1619 Hermandad de Pasión,Iglesia del Salvador Sevilla

Retablo principal 1621 Iglesia del Convento de Santa Clara en Sevilla

San Francisco de Borja 1624 Iglesia de la Anunciación de Sevilla

Inmaculada «la Cieguecita» 1629-1631 Catedral de Sevilla

Relieve de San Juan Evangelista en Patmos 1632 Convento San Leandro Sevilla.

Santa Ana instruyendo a la Virgen María 1633 Iglesia del Buen Suceso de Sevilla.

San Bruno 1634 Museo de Bellas Artes de Sevilla

Niño Jesús - Martínez Montañés -Sevilla
Niño Jesús - Martínez Montañés -Sevilla
San Juan Bautista 1625-1635 Museo Metropolitano de Arte de Nueva York,

San Juan Evangelista 1637 Convento de Santa Paula de Sevilla

San Juan Bautista 1638 Convento de Santa Paula de Sevilla

Batalla de los Ángeles 1640 Retablo mayor de la iglesia de San Miguel, Jerez (Cádiz)

San Juan Bautista - Museo Meadows de Dallas












Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla




Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla




Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla


Juan Martínez Montañés - Sevilla
Juan Martínez Montañés - Sevilla

Leer más...

Poesía a la Esperanza Trinitaria (Rguez Buzon)





María Stma. de la Esperanza - Trinitaria - Sevilla
María Stma. de la Esperanza - Trinitaria - Sevilla





Viene por la calle Sol
y por calle Sol no cabe,
la noche quiere ser palio
de su gracia y su donaire,
multiplica sus estrellas,
hace el lucero más grande,
tensa el terciopela azul,
más cercano y rutilante,
desmadeja el limpio ovillo
de la luna deslumbrante
y la brisa va trenzando
sus bambalinas de encaje
para el primor doloroso
de la Trinitaria Madre.

Viene por la calle Sol
y por calle Sol no cabe,
los balcones se recortan
y se reducen las calles,
parece viene mecida
por el suspiro del aire,
le van sembrando de besos
los cordones rutilantes,
luego sigue caminando
con júbilo delirante
y ya la noche es clavel
de perfume suspirante,
y se desborsda el fervor,
y se desborda la sangre,
y se desborda la luz
y la pura voz del cante,
y el piropo hecho alabanza,
y la saeta hecha Salve,
y el ¡ole! hecho requiebro,
y la lágrima que sale
del fondo del corazón
para pedir a la Madre,
mientras todo San Román
fragua de clamor se hace
para esa Reina hecha rosa
en sus gitanos rosales.

Sigue por la calle Sol
y por calle Sol no cabe,
todo le grita a su Virgen,
todo a su Esperanza aplaude,
y el pueblo entero rendido
en total presencia unánime
ni se cansa de decirle
ni se cansa de mirarle,
llegando a Santa Lucía
donde a sus ventanas salen
viendo todo sin ser vistas
ese puñado de ángeles
que a la gloria de Sevilla
Sor Ángela quiso darle.

Por un sendero de acacias
ya se acercan los ciriales,
y entre el blancor de su aroma
se recortan los varales,
todo el paso se hace altar,
la flor reseca se abre,
la cera destila miel,
y en su rostro fulgurante
una sonrisa se mece
entre lágrimas que arden,
porque ya en ese momento
que no puede explicar nadie,
no se sabe si bajó
el Cielo por recrearse
o es que Sevilla subió
al Cielo por un instante,
y se trajo esta Esperanza
tan divina y tan radiante,
que de gritarle ¡Bonita!
no hay corazón que se canse.

Cuando entra la Esperanza
la noche pena se hace
y en una Cruz de suspiro
prende su sudario el aire





Leer más...

2 de mayo de 2009

Poesía a la Virgen Macarena (Rguez Buzon)


María Stma. de la Esperanza Macarena - Sevilla
María Stma. de la Esperanza Macarena - Sevilla
  

Pero como tu, ninguna
Estrella de la Mañana
De Morena de Juncal,
Y de Gracia Sevillana.

Pero como Tu, ninguna,
porque Tu eres la Giralda
en repique de alegría
por los caminos del alba
y también Torre del Oro
entre espumas recamada,
y Guadalquivir de encajes
con orilla de esmeraldas,
porque en sus cauces navegue
Tu Pena de Sal Amarga.

Pero como Tu ninguna,
Porque Tu eres la Bandera
Del Candor y la Ternura,
rincón de amor y ventura
y eres su Calle de Cielo
y eres su Plaza escondida,
y eres Cristal de sus fuentes,
y eres Luz de sus esquinas
y eres Flor de sus jardines,
y eres Venda de su herida
y eres su Escudo de Gloria,
y eres Sangre de su vida
y eres Arbol de su sombra,
y eres Rosa de su espina
y eres Ala de su vuelo
y eres Campana en su arista
y eres Perfume en su ambiente
y eres Color de sus días,
y eres Copla en sus sentires
y eres Faro y su Guía.

Por eso a Ti, Macarena
Tallada en jardín de brisas
Con las Gubias Celestiales
Del Dolor y la Sonrisa,
te hicieron la Soberana,
de las Legiones Divinas
Te coronaron de estrellas
Te proclamaron Bendita
Y te bajaron los Angeles
Para dejarte en Sevilla
Por eso Reinas habrá
Pero como tu ninguna


.



Leer más...

Poesía al Cristo del Amor (Rguez. Buzon)




Stmo. Cristo del Amor - Sevilla
Stmo. Cristo del Amor - Sevilla



Capataz:
Lleva despacio a Jesús
que va muerto por Amor
sobre el árbol de la Cruz.

Que no le roce ni el aire
que se mece por las ramas,
porque puede dilatarse
el manantial de sus llagas.

Ni la ráfaga de luz
con su tacto de azahar,
ni el suspiro del naranjo
cuando vayas a llamar

Ni el clavel en la ventana
ni el geranio del balcón,
ni el cuchillo de la noche
ni el reflejo del farol.

Ni la música siquiera
de la saeta que canta,
ni el Padrenuestro que vibra
en la sedienta garganta.

Ni el mercurio del lucero
ni el azogue de la estrella,
ni el trepidar tan siquiera
del pisar del costalero.

Capataz:
Que no rocen a Jesús
ni el hálito del candor,
ni el pétalo de La brisa.
¡Que va Muerto por Amor!


Leer más...

Poesía a Jesús del Gran Poder ( Rguez Buzon )





Ntro. Padre Jesús del Gran Poder - Sevilla
Ntro. Padre Jesús del Gran Poder - Sevilla



Toda Sevilla, Señor,
es borde de tu camino;
toda su luz, resplandor,
de tu farol encendido;

todo su aire, como el pas
o de tu sublime martirio;
Todos sus balcones, jarras
cinceladas de platino;

toda su gracia,faldones
a tu sereno equilibrio;
todas sus calles y plazas
amargura sin sonido;

toda su sombra, la túnica
de tu cuerpo dolorido;
todo su mirar agujas,
bordándola de oro fino;

todas sus copas saetas
clavándose en tus oídos;
toda su voz, capataz
para alzarte con cariño;

todas sus flores, claveles
para cuajarte en los frisos;
todo vuelo, golondrina
para arrancar tus espinos;

todo recuerdo, oración;
todas las promesas, lirios;
todas las fuentes, de llantos;
todo el silencio delirio

y anónimo costalero,
la blanca flor del suspiro.
¡Quien vio cruzar al Gran Poder,
vio caminar a Dios mismo





Leer más...

Inflaccion

aumento sostenido y generalizado del nivel de precios de bienes y servicios, en relacion al poder adquisitivo.
El índice más utilizado para medir la inflación es el "Índice de Precios al Consumidor" o IPC, el cual indica porcentualmente la variación en el precio promedio de los bienes y servicios que adquiere un consumidor típico en dos instantes de tiempo, usando como referencia lo que se denomina en algunos países la cesta básica.

I= Pt - Pt-1 / Pt-1 = ( Pt/Pt-1 ) -1

I= tasa de inflación.
Pt = precio representativo en el año t.
La Inflaccion puede ser Moderada ( subida lenta de los precios ), origina un aumento del ahorro pues al ser "estables" los precios la gente no realiza acaparemiento de bienes. o puede ser Galopante ( subida de 2 o 3 digitos ) se relentiza el ahorro pues un aumento rapido y descontrolado disminuye el valor del dinero y con ello la capacida de ahorro.
Leer más...

1 de mayo de 2009

Poesía a la Virgen de la Amargura ( Rubio Rubio )





Poesía a la Virgen de la Amargura - Rubio Rubio
Poesía a la Virgen de la Amargura - Rubio Rubio



Otro Domingo de Ramos,
¡ay amor! en la clausura
y la monja soñadora
esperando la AMARGURA.

Dicen que la Virgen quiere
vestirse la toca blanca
y quedarse con nosotras
a vivir en nuestra casa.

Dicen que la Virgen quiere
dejar el palio y la plata
y clavarse en nuestra cruz;
salir todas las mañanas
a mendigar caridades;
quiere hacerse nuestra hermana
para abrazar la pobreza,
para sufrir en su alma
los dolores del que sufre
sin trabajo ni esperanza.

Quiere cuidar al enfermo,
quiere besarle sus llagas
quiere sanar sus heridas
con el óleo de sus lágrimas.
Quiere enseñar a sus hijos,
quiere limpiarle la casa,
quiere velarlo de noche
y que no lo hiera el alba,
que al llegar la amanecida
en sus ojos despertara.

Dicen que la Virgen quiere
hacerse miseria humana,
y llorar con los que lloran
y compartir sus desgracias
abrazar la Cruz de Cristo,
esa Sevilla clavada
que amanece cada día
con un puñal en la espalda.

Dicen que la Virgen quiere
llenar de amor nuestras casas,
y que la Madre Angelita
va a venir a acompañarla.

Dicen que la Virgen quiere
hacerse paloma blanca
y anidar en los cipreses
y dormir en las ventanas
para velar nuestros sueños,
para alegrar nuestras almas.
Y yo cuidaré su nido,
y yo arreglaré su cama,
y seré su compañera
cuando por Sevilla vaya
tocando los corazones
con la punta de sus alas.
Y yo pediré con Ella,
repetiré sus palabras
cuando musiten amores
y reclamen Esperanza

La noche se ha detenido
¡ay amor!, la Virgen pasa,
la AMARGURA va llorando
y ha mirado a la ventana
y una monja soñadora
se ha despertado al mirarla.
¡¡Se queda, madre, se queda,
prepare la toca blanca!!.


(A partir del minuto 30 )





Leer más...

Archivo blog