7 de abril de 2017

Tres Cristos en Sevilla, Rojas, Montañés y Mesa - Abril 2017








Exposición tres Cristo - Iglesia Santo Angel (Sevilla ) ( foto ABC)




Se cumple este año el 400 aniversario de la hechura del Cristo de los Desamparados, obra maestra del "Dios de la Madera" Juan Martínez Montañes, el cual recibe culto en la Iglesia del Santo Ángel de Sevilla, sede de la Comunidad Carmelita en nuestra ciudad.

Por tal motivo, para conmemorar esta efeméride, durante el mes de Abril se podrán contemplar en Sevilla tres obras de arte sin parangón en la imaginería de los siglos XVI y XVII;

- Crucificado del Seminario Mayor de Granada, obra de 1580 de Pablo de Rojas
- Crucificado de los Desamparados  de 1617, obra de Juan Martínez Montañés
- Crucificado de la Agonía de 1622, obra de Juan de Mesa.

¿ Porqué estas tres imágenes ? se ha intentando  dar valor a la imagen montañesina mostrando a su lado sendos crucificados realizados por su maestro Pablo de Rojas y por su más aventajado alumno, Juan de Mesa; así pues se podrán visionar en el mismo espacio obras de tres generaciones consecutivas de maestros de la talla en madera, algo que dota a la muestra de un valor excepcional.

El convento donde se celebra fue noviciado carmelita,  colegio de teología escolástica, , fue expropiado y expoliado durante la invasión francesa. luego fue Cuartel del Batallón Cívico, Cuartel de Carabineros, Sdad Económica de Amigos del País, Casa de Vecinos... hasta que en 1094 regresan los carmelitas que habían sido expulsados en 1835 después de haber vuelto a su sede en 1813 tras la  salida del ejercito francés.


Pablo de Rojas y su Cristo del Seminario Mayor de Granada

Pablo de Rojas, nacido en 1549 en Alcalá la Real, patria chica también de Montañés, se traslada a Granada en 1579, formándose en el taller de Rodrigo Moreno; hay que hacer notar que las escuelas granadina y sevillana conforman la escuela andaluza de escultura, por oposición a la escuela castellana, centrada en Valladolid y con Jerónimo Hernández como cabeza visible.

Ejerciendo ya en taller propio, tras su formación Pablo de Rojas destaca por ser el artista que engarza el romanismo manierista de la escultura religiosa con el naturalismo del barroco. Rojas establece el modelo iconográfico de lo que serían a posteriori los grandes crucificados y nazarenos que el barroco nos va a legar.

Antes de Rojas las imágenes eran frías, sin tensión, con poca personalidad; la imaginería estaba vinculada al retablo, la obra escultórica no se realizaba para procesionar sino para verse en el interior de los templos por lo que la atención que se le prestaba era limitada, es más, las obras se encargaban a artistas de segunda fila pues su destino era el retablo y la lejanía con el fiel, no prestando especial atención a la imagen procesional.

Trento viene a cambiar el modelo, obliga a sacar las imágenes a la calle, a que abandonen sus altares y retablos al objeto de evangelizar al pueblo, Trento es el abono sobre el cual nace y crecen las grande escuelas de imaginería pues a partir de ahora habrá que esculpir cristos para la calle, cristos que conmuevan al pueblo cuando los mire de cerca,

En este cambio Rojas comienza a elaborar cristos dignos de ser mirados de cerca; para ello los humaniza para conmover y crea un modelo de crucificado muerto contrabalanceado, con poca sangre para evitar el rechazo del orante, cristos veraces, con un rotundo plasticismo, sobrios y que pueden ser vistos como figuras aisladas sin perder su fuerza de catequización al pueblo.


Martínez Montañés y su Cristo de los Desamparados

Respecto a la biografía de Juan Martínez Montañez y su obra remitimos a este artículo dentro de este mismo blog, donde se detallan y muestran ambas facetas.

Juan Martínez Montañés (Alcalá la Real, Jaén, 1568 - Sevilla, 18 de junio de 1649) fue un escultor español que trabajó entre la escultura del Renacimiento y la del barroco. Se formó en Granada con Pablo de Rojas y completó su educación en Sevilla, donde se estableció para el resto de su vida, convirtiéndose en el máximo exponente de la escuela sevillana de imaginería.
Su arte se inspiró en el natural y su producción tiene unas características más clasicistas y manieristas que propiamente barrocas, aunque al final de su carrera apuntó al realismo barroquizante.  

Respecto a su obra, Cristo de los Desamparados, este fue llamado antes Cristo de la Buena Muerte, Cristo del Buen Fin o Cristo de la Lanzada pues fue titular de esta Hdad entre 1851 y 1916; esto fue debido a que la Hdad estuvo radicada en el templo carmelita, pero al marcharse  a San Román los frailes se negaron a desprenderse de la imagen.

El Cristo tiene una medida de 1.75, cruz arbórea y tres clavos, Montañés abandona el modelo de 4 clavos del Cristo de la Clemencia. El Cristo es realizado en 1618 y poco tiempo después se realiza la soberbia talla del Cristo de Pasión. 

Jesús aparece muerto, con la herida en el costado derecho, inclina la cabeza hacía la derecha y adelante apoyando el mentón en el pecho, el cristo tiene un leve descolgamiento respecto del travesaño horizontal de la cruz.  Tiene ojos cerrados, con ojeras muy marcadas al igual que el tabique nasal ; pueden verse los dientes tallados gracias a la boca entreabierta.

La barba es, como es habitual, bífida con rizos en el mentón; el pelo cae en mechones cubriendo el lateral derecho de la cara pero dejando la oreja izquierda a la vista. El tórax está hinchado con costillas muy marcadas por el hundimiento del abdomen. El sudario está tallado a la altura de las caderas.

La obra tiene trazas del manierismo tardio previo al periodo barroco, triangulación de la imagen, delgadez, morbidez anatómica, muestra un cristo muerto naturalista, sin ser estridente, muy cercano al fiel que va a orarle, tal y como Trento deseaba se tallasen las imágenes.


Juan de Mesa y su Cristo de la Agonía

Respecto a la biografía de Juan de Mesa y su obra remitimos a este artículo dentro de este mismo blog, donde se detallan y muestran ambas facetas.

Juan de Mesa y Velasco es una de las gubias más importantes del Barroco sevillano, nacido en Córdoba en 1583, falleciendo por una tuberculosis 44 años después, en  1627. Llega a Sevilla en 1606, entrando de aprendiz en el estudio de Juan Martínez Montañés, con el cual se reparte el olimpo de los tallistas barrocos del sur de España.

En Sevilla realiza la mayor parte de su obra, en su mayoría imágenes procesiones o religiosas, destacando la serie de Crucificados que dejó a Sevilla, captando con exactitud y dramatismo el proceso y la muerte de Cristo, está considerado como uno de los representantes más importantes del realismo sevillano

En 1622 le es encargado un Cristo vivo, clavado en la cruz, con corona de espinas y con una envergadura que fuese superior a la natural, realizando Mesa el Cristo de la Agonía. El encargo lo realiza Juan Pérez de Irazábal, Superintendente de la Armada, que paga 1300 reales, y pretende con esta obra, que donará a la Parroquia de San Pedro, obtener una mayor distinción social en su localidad de origen, Vergara,

Este Cristo, ejemplo de la escuela sevillana de imaginería revoluciona el patrón iconográfico del norte de España y es tal su impacto que se coloca en la única capilla del templo y se prohiben en dicho lugar los enterramientos para no crear privilegios según se pudiera o no pagar los gastos del entierro. Este cristo es uno de los once que talló Mesa, dos de ellos en paradero desconocido

el Cristo de la Agonía refleja el equilibrio entre la divinidad de un Jesús clavado en el madero y el realismo del hombre que agoniza, teniendo un elevado lenguaje evangelizador. Destaca sobre el resto de tallas por el elevada estatura, unos 218 cm. estando considerado la obra cumbre del autor, que en esta imagen rompe definitivamente los cánones protobarrocos de su maestro y crea su propio lenguaje, no en vano a Mesa se le confiere el reconocimiento como el escultor barroco más dramático de la escuela sevillana.

La complexión del cuerpo es atlética, con anchas caderas y una amplia caja torácica. La imagen marca con maestría los músculos que fingen la sensación de que el Cristo se incorpora sobre los clavos de los pies para coger aire o para dirigirse al Padre.

El cristo muestra un escorzo hacia la derecha y se sostiene sobre la pierna izquierda; trasmite la sensación de que asciende debido a que los brazos están colocados casi horizontales. El Cristo mira hacia arriba y a la derecha, con la boca abierta, cejas elevadas que nos da una mirada suplicante no exenta de dramatismo. El sudario es cordífero y deja entrever la cadera izquierda.

Se encuentran similitudes entre el rostro del nazareno y el de la estatua clásica de Laocoonte, si bien la obra de Mesa nos trasmite mas dulzura y calma a los fieles.





















Leer más...

4 de abril de 2017

Alberto Garcia Reyes - Pregon Ssanta Sevilla 2017






 
( Foto Arte Sacro )



Pregón de la Semana Santa de Sevilla pronucniado por D Alberto García Reyes en el Teatro de la Maestraza el domingo 2 de Abril de 2017









Leer más...

Centuria Macarena - Recorrido 2017










ROPA CENTURIA
Zapatillas: Son de cuero color piel, atadas sobre el tobillo con tiras entrelazadas del mismo material.
Medias: De color rosa/carne ajustadas a la pierna.
Camiseta: Igualmente que las medias, de color rosa/carne.
Enagüeta: Especie de túnica color tinto/granate que cubre el cuerpo del soldado romano, rematada en su parte inferior y en mangas por flecos dorados.
Muñequeras: De cuero color piel en todos los componentes de la Centuria excepto en los mandos y cabos que lucirán las mismas en metal.
Gola: Pieza de tela con encajes que recubre el cuello del centurión. En su parte central lleva una cinta de color dependiendo de la escolta a la que pertenezca:
Cinta dorada para Capitán, Teniente y Alférez.
Cinta morada para Cabos, escolta de Gastadores, escolta del Capitán y escolta del Teniente.
Cinta roja para el Piquete o Gandinga y para la Banda de Cornetas y Tambores.

Lanza, machete y rodela: Armamento que portará el soldado romano durante la estación de penitencia
Casco: A éste se añaden la Celada y las Carrilleras. Ambas totalmente labradas.
Plumas: Dependiendo del rango que se obtenga dentro de la Centuria, se llevará más o menos plumas:
Capitán: 21 plumas
Teniente: 19 plumas
Alférez: 17 plumas
Cabos: 11 plumas
Soldados: 7 plumas

Coraza: Ésta será plateada para todos sus miembros, exceptuando Capitán y Teniente que llevarán motivos dorados en la misma. En su parte inferior colgarán diez correas de cuero, rematadas, cada una de ellas, con una cabeza de león en plata.




RECORRIDO CENTURIA MACARENA JUEVES SANTO 2017


18:45´ Formación
18:55´ Salida arco
19:02´ Froilán de la Serna
19:10´ Recogida TENIENTE C/ Fray Isidoro de Sevilla-León XIII
19:17´ San Juan de Ribera
19:25´ Recogida CAPITÁN C/ Carranza-Plaza de la Centuria
19:32´ Hotel Macarena
19:40´ Llegada al Hospital Virgen Macarena
20:25´ Salida Hospital Virgen Macarena
20:28´ San Juan de Ribera (lateral Parlamento de Andalucía)
20:32´ Arco – San Luís – Plaza del Pumarejo
20:40´ Iglesia de Santa Marina – Visita Hermandad Resurrección
20:48´ San Luís – Plaza de San Marcos – Socorro
20:55´ Plaza de San Román – Sol – Butrón – Verónica
21:00´ Santuario de la Hermandad de los Gitanos
21:05´ Salida Santuario de la Hermandad de los Gitanos
21:06´ Gallos
21:07´ Escuelas Pías
21:09´ Escuelas Pías (Altura Emasesa)
21:10´ Plaza Ponce de León
21:12´ Almirante Apodaca (Altura Bar Tremendo)
21:14´ Doña María Coronel
21:16´ Gerona
21:18´ Santa Ángela de la Cruz
21:20´ Convento de las Hermanas de la Cruz
21:35´ Salida Convento de las Hermanas de la Cruz
21:36´ Alcázares
21:37´ Mercado de la Encarnación
21:52´ Salida del Mercado de la Encarnación
21:54´ Plaza de la Encarnación – Imagen
22:02´ Imagen – Orfila
22:05´ Ateneo
22:35´ Salida del Ateneo
22:38´ Orfila – Javier Lasso de la Vega – Jesús del Gran Poder
22:43´ Las Cortes – Plaza de la Gavidia
22:46´ Cardenal Spínola
22:48´ Plaza de San Lorenzo
22:53´ Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder
23:03´ Salida Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder
23:05´ Plaza de San Lorenzo – Conde de Barajas
23:09´ Trajano
23:12´ Alameda de Hércules
23:13´ Relator
23:15´ Feria
23:20´ Resolana
23:30´ Arco de la Macarena
23:35´ Llegada a la Basílica de la Macarena









Leer más...

15 de febrero de 2017

Calle del duende - Leyenda de Sevilla






En el siglo XIX, al terminar la ” Guerra de la Independencia ", aquella de la cual Goya nos dejó escenas memorables como "la carga de los mamelucos" o los "fusilamientos del dos de mayo", , al avanzar los ingleses y tropas españolas por Triana, expulsando a los franceses , se produjo un encuentro en un terreno comprendido entre el hospital de la Cruz Roja de Triana y la Cava, en lo que hoy es la calle Pagés del Corro, en unas huertas que en aquel entonces se llamaban ” El Matillo alto”.
De resultas de esos enfrentamientos armados, en uno de aquellos callejones de las huertas quedó muerto un oficial francés.
Pasado un tiempo, ya terminada la guerra, se comenzó a edificar aquella zona fomándose una calle.
Los primeros vecinos de la zona observaban que a determinadas horas salía un hombre, recorría la calle y volvía a entrar en la casa de dónde saliera, no volviendosele a ver durante el dia, lo que llevó a los vecinos a temer que por las noches salía  el espíritu de aquel oficial francés que murió en el último combate.
Los vecinos acudieron al convento de San Jacinto para pedir a los frailes que hicieran algo para que aquella ánima en pena abandonase el lugar. Pero los exorcismos, procesiones, etc, no sirvieron de nada pués los vecinos seguían encontrándo al “fantasma” muchas noches. Este fué el origen de que a esa calle se le llamase la calle del duende.

Años más tarde se deshizo el entuerto que nos ocupa. El oficial francés, aquella ánima en pena que vagaba por las calles trianeras era en realidad francés y militar, pero estaba bien vivo. Se le había dado por fallecido en el combate, pero parece ser que una caritativa joven de la zona lo alojó en su casa y le curó las heridas, conviviendo con el oficial varios años, manteniedolo oculto en su vivienda; dicen incluso que llegaron a tener varios hijos en común.

Conocida la historia y "resucitado" el francés este contrajo matrimonio con su cuidadora pudiendo entonces hacer viva normal, y entrando y saliendo de su domicilio tanto de día como de noche y dejando con ello de atemorizar a sus vecinos.
La calle siguió llamándose así hasta 1890, ahora se llama Ruiseñor, y es la primera que encontramos a la izquierda pasando Pagés del Corro
Leer más...

10 de febrero de 2017

Panteón de Sevillanos Ilustres - Sevilla








El Panteón de Sevillanos Ilustres se encuentra situado bajo el renacentista Templo de la Anunciación en la calle Laraña, obra del arquitecto Hernán Ruiz, y sede de la Hdad del Valle; aunque su acceso se realiza habitualmente a través del patio de la Facultad de bellas Artes, siendo el Templo Iglesia de la Compañía de Jesús y el patio el claustro de la casa profesa de la orden. La comunicación entre los dos recintos también puede realizarse a través de una puerta en la nave de la Epístola del templo.

La Casa se erige en 1565 siendo uno de los pilares de la Contrareforma que tras el Concilio de Trento intentaba socabar la influencia de los Protestantes en la Europa del momento; asimismo de aquí salían los nuevos miembros de la Orden que iban a evangelizar a América y otros territorios del Reino. La Iglesia es BIC (Bien de Interés Cultural) y es declarada Monumento Histórico Artístico pertenecientes al Tesoro Artístico Nacional en 1931.

A través de una escalera se accede a la cripta, siendo la base de esta una cruz latina y teniendo el techo abovedado; las paredes se recubren de granito gris y el suelo de granito rosado.

Fue en 1767 cuando Carlos III, atendiendo a las indicaciones de los ilustrados que encontraban en la orden un enemigo a sus propósitos, ordena la expulsión de todos los territorios del Reino de España de la Compañía de Jesús, los Jesuitas. Es entonces cuando el asistente Pablo de Olavide solicita permiso para utilizar la Casa Profesa con fines civiles y se establece en ella la sede del germen de la Universidad de Sevilla, la Universidad Literaria. Al mismo tiempo gran parte de las obras de arte que existían en la Casa sirven para crear el que luego será Museo de Bellas Artes de Sevilla. La Iglesia se convierte en Capilla universitaria hasta que en 1956 se traslada a la ex fábrica de tabacos.

La invasión francesa origina serios daños en varios conventos de la ciudad y por idea del Dean López Cepero, se decide trasladar restos funerarios a la Iglesia de la Anunciación, a la cripta que los Jesuitas tenían bajo el Templo. Ya en el siglo XX, en la séptima decena, Florentino Pérez Embid, Director General de Bellas Artes, realiza obras de mejora y ampliación en la cripta y la deja tal y como hoy la podemos ver.

En el Panteón se encuentran los restos de

- Miembros de la familia Ponce de León, familia que apoyo a la Casa Trastamara y después a Isabel la Católica interviniendo en la conquista posterior de Granada.

- Francisco Duarte de Mendicoa, Proveedor Gral de Armadas y Ejercitos y  Catalina de Alcocer, esposa del anterior. Un bajorrelieve con detalles tardo-medievales en la pared marca el lugar donde se encuentran, se puede observar al matrimonio, él con armadura, descansando las cabezas sobre almohadillas y los pies sobre leones; figura el águila bicéfala de los Austrias. Sus cuerpos fueron enterrados en 1554 en el Convento de los Mínimos de la Victoria en Triana, que ayudaron a fundar. En 1840, con motivo de la desamortización del convento se trasladaron sus restos a la Anunciación.


- Lorenzo Suárez de Figueroa  fue el trigésimo tercer maestre de la Orden de Santiago y fundó el convento de Santiago de la Espada en Sevilla. Murió en 1409, a los pies de su sarcófago una talla en piedra de un perro parece evocar al animal que en vida poseyó

- Benito Arias Montano, Nació en Fregenal de la Sierra 1527 y murió en 1598. Gran humanista sus saberes abarcaban filología semítica, griega y latina, filosofía, teología, medicina, matemáticas, biología y física. Participó en el Concilio de Trento y Felipe II lo nombró su capellán y tras un viaje a Amberes donde dirigió la realización de la Biblia Regia por encargo del propio rey, este le dio plaza de consejero privado.

Arias fue encausado dos veces por la inquisición resultando inocente en ambos procesos.
Una estatua suya se encuentra entre las de los sevillanos ilustres que presiden el lateral del Palacio de San Telmo, realizada por Antonio Susillo en el S. XIX.

Lorenzo Suárez como Benito Arias descansan en dos sarcófagos que muestran sus figuras yacentes.

El Ara y la nave principal están presididos por un Crucificado atribuido al taller de Roque Balduque, artista flamenco del S. XVI.

A la izquierda del altar el crucero esta despejado, en el lugar se encontraba el grupo escultórico de los Afán de Ribera, con sepulcros renacentistas de don Pedro Enriquez y doña Catalina de Ribera ( la que da nombre a los llamados "Jardines de Murillo" ) obra del genovés Antonio María Aprile de Carona. Los Restos y esculturas fueron regresados a su lugar original, el Monasterio de Santa María de las Cuevas, en la isla de la Cartuja tras su restauración con motivo de la Expo'92.


Al comienzo de la nave derecha encontramos a

- Jerónimo Girón de Moctezuma y Ahumada y Salcedo, Marqués de las Amarillas
- Antonio Desmaisieres Flores Rasoir y Peón
- Manuela Fernández de Santillán, Marques de la Motilla.
- Luis José Srtorius, Conde de San Luis ( periodista y diputado )

Después tenemos las lápidas en honor de 

- Alberto Lista y Aragón ( 1775 - 1848 ) Profesor de matemáticas, periodista, escritor, Fue un importante influencia en los poetas romanticos, Espronceda, Ventura de la Vega, Larra y Bécquer entre otros. Como curiosidad el primer poema de Gustavo Adolfo fue un epitafio en honor de Lista

- Félix Reinoso Gómez ( 1772 - 1841 ) Poeta que sufrió exilio acusado de afrancesado

Ambos fueron miembros de la Academia Sevillanas de Letras, eclesiásticos e ilustrados

Más adelante encontramos una placa conmemorativa en honor del conocido Rodrigo Caro ( 1573-1647 ) que aún siendo utrerano descansa en Sevilla. Amigo de Quevedo, Lope, Pacheco... era historiador, anticuario, biógrafo, abogado, eclesiástico y poeta. Suyos son estos versos, referidos a Itálica

" Estos, Fabio, ! ay que dolor ! que ves ahora
campos de soledad, mustio collado
fueron un tiempo Itálica famosa "

- Federico Sánchez Bedoya ( 1844-1989 ) y su esposa Regla Manjón ( 1851-1938 ) es el nicho que figura a continuación; él militar y político  conservador y ella escritora amante de la arqueología. En su casa de la calle cuna atesoró mosaicos extraidos de Itálica, así como esculturas, ánforas.

En el muro de la derecha se encuentran sevillanos del siglo XIX y XX

- José Gestoso ( 1852-1917 ) autor de u catálogo de pinturas y esculturas del museo provincial, amante de la arqueología

- Antonio Martín Villa que fue rector de la Universidad de Sevilla, amante de las ciencias naturales, la arqueología, Literatura y Bellas Artes, amén del derecho, su profesión


- José Amador de los Rios, cordobés de Baena fue discípulo de Lista, catedrático de literatura fue profesor de Cánovas, Canalejas, Castelar, Menéndez y Pidal, Larra.. casí ná. Fue el primero que empleó el término mudéjar para definir el arte hispano realizado por árabes tras la conquista de Sevilla.

- Jorge Díaz era catedrático de filosofía

- Nicolás Maria Rivero ( 1815-1878 ), abogado, diputado del partido progresista y del partido democrático y ministro de gobernación y presidente del Congreso mientras reinaba en España Amadeo de Saboya

- Francisco Morales Gago era catedrático de teología y fundó la Academia Sevillana de Estudios Arquelógicos.

- Antonio Lecha-Marzo ( 1888 - 1919 ) catedrático de medicina legal y toxicología, científico e investigador

- José María Izquierdo  ( 1882-1922 ) profesor, ensayista, periodista, poeta fue promotor de la Cabalgata de Reyes Magos

- Mota Salado rector de la Universidad de Sevilla

- Cecilia Bolh de Faber "Fernán Caballero" ( 1796-1879 ), Se educó en Alemania y Cádiz, comenzó a escribir bajo el seudónimo de "Corina" como era habitual en el caso de mujeres en esa época. Enviudó varias veces y fue protegida de los Duques de Montpensier e Isabel II, llegando al punto de vivir en una estancia cedida del Alcázar de Sevilla.

- Gustavo Adolfo cquer ( 1836-1870 ) , de nacimiento Domínguez Bautista, adoptó el apodo Bécquer en honor de su padre, pintor que firmaba con ese apellido en homenaje a sus antepasados de origen flamenco. Su padre falleció siendo niño y se crió bajo la protección de su madrina dña Manuela Monahay, mujer con una extensa biblioteca en casa que Gustavo Adolfo aprovechó para aprender literatura e historia.

- Valeriano Bécquer hermano del anterior e insigne pintor










Leer más...